22 dic. 2013

Navidad en Nuestra Fundación Domingo Savio

La navidad es sin duda uno de los eventos mas importantes para los mas pequeños e incluso para la familia en general, Es una fiesta de un periodo lleno de significados y de cambio en las rutinas del día a día.

Gracias a cada uno de los que donaron e hicieron realidad esta celebración y a todos aquellos que nos tuvieron en sus buenos deseos. Nuestros niños de la Fundación Domingo Savio tuvieron una hermosa cena de navidad y un recuerdo en sus vidas que atesoraran con alegria.





1 nov. 2013

Los mas grandes pudieron ir a Fantasilandia

Gracias a la constancia y esfuerzo de nuestros niños más grandes (grupo 3) quienes durante todo el año estuvieron haciendo y vendiendo chocolates, alfajores, completos, sopaipillas y organizando además un montón de actividades para reunir dinero; es que por fin pudieron visitar el parque de diversiones "Fantasilandia", un sueño para todos ellos, que gracias al constante esfuerzo y responsabilidad para juntar lo necesario para pagar cada una de sus entradas, se hizo realidad y bien ganado lo tienen.

Fue una tarde muy entretenida a cargo de Tía Carola y Tía Constanza.

31 oct. 2013

Bingo a beneficio

UN POCO DE SUERTE NOS AYUDA A SOBREVIVIR


No es un misterio que nuestra querida fundación no recibe financiamiento de algún organismo del estado, por ello, los aportes de nuestros amigos, colaboradores y cada pequeña ayuda que nos dan las familias de nuestros niños, son vitales para poder entregar día a día un lugar donde cada niño pueda desarrollarse  de  forma  segura,  libre  y  enriquecida.
Pero a veces las necesidades son mayores, por ello organizamos de vez en cuando rifas, bingos y subastas que nos ayuden a llegar a fin de mes.
En esta ocasión, aprovechamos un día sábado para nuestro gran bingo a beneficio, evento que resulto muy bien, sin duda las familias que asistieron lo pasaron muy bien y nosotros logramos la meta.

18 oct. 2013

Colegio Newland nos visita

UNA INSTANCIA PARA COMPARTIR Y CONOCER LA REALIDAD

Los chicos y chicas de Colegio Newland nos visitaron dos días seguidos como parte de su retiro en Parroquia Doce Apostoles, en estos días aprovecharon de compartir con nuestros niños, organizaron juegos e incluso se ocuparon de hacer las tareas con ellos, preparar la once y atender sus necesidades ayudando a nuestros tíos en sus talleres.

en → es
aplicación
sustantivo: aplicación, solicitud, petición

12 oct. 2013

Un café para los "grandes", Starbucks invita.


COMPARTIENDO VIVENCIAS Y PROMOVIENDO LA INDEPENDENCIA

Tío Jorge junto a los niños más grandes de nuestro grupo 3 se dieron el lujo de tomar un café en New York, asi es, no estamos mintiendo. Claro, fue un café en calle New York en el centro de nuestra capital y fue gracias a nuestros amigos de Starbucks quienes invitaron a nuestros adolescentes a conocer el funcionamiento de su tienda.
Un memorable momento donde nuestros niños pudieron degustar distintos tipos de café, se les enseño a catarlos, notar sus diferencias. Incluso fueron atendidos como clientes, dándoles a cada uno un vaso de café (descafeinado) con su nombre y explicándoles como se hacían las mezclas de café y los distintos tipos de pasteles que sirven en el local. Para finalizar y luego de una extensa y relajada conversación sentados con la gente del local, nos tomamos un rico frappe por cuenta de la casa y dejamos a nuestros amigos.
Una muy agradable experiencia que nos ayudo a enseñarles un poco de independencia y como funciona la gran ciudad.

14 sept. 2013

Despedimos septiembre

Barbara, Tio Jorge (2), Lily y Flic posando en el patio.
Con un plato único a beneficio, bailes folclóricos y música nacional celebramos el pasado sábado 14 nuestras fiestas patrias acá en "el Club". Todo estuvo muy lindo, sobre todo los niños quienes se esforzaron mucho las semanas previas en ensayar y hacer que cada representación saliera lo mejor posible.

Aprovechamos de darle la bienvenida a nuestra nueva voluntaria "Flic" y al Tio Jorge (2) que hará su practica de ingles junto a nosotros, ambos se integran a nuestro equipo colaborando en todas las disciplinas de nuestra fundación, con paciencia y amor enseñan a cada niño y atienden sus problemas con mucho esmero.

3 ago. 2013

"Agrupemonos para ayudar" resulto excelente - MUCHAS GRACIAS!

Tras la iniciativa de campaña "Agrupemonos para ayudar" citada por Agrupemonos.cl, la cual nos invitaba a colaborar con solo $50 para dar una tarde de diversión y risas a los niños de variadas fundaciones y hogares de menores, incluido nuestro querido Club, podemos contarles que el resultado fue simplemente excepcional.

Partimos temprano por la mañana este sábado 3 de agosto, acompañados por los tíos y voluntarios hacia el mall Florida Center, el viaje, sin novedad gracias a dios, fue muy bueno, la experiencia de nuestros niños trasladándose en metro rinde frutos y su disciplina en los carros es optima. Llegamos y luego de verificar nuestras entradas y la institución a la que pertenecíamos, nos recibieron con un montón de regalos, golosinas y mucha música para posteriormente entrar al circo y ubicarnos en nuestros asientos. Divertido fue que al entrar por distintas puertas para tratar de hacerlo más rápido terminamos separados, un grupo en la parte norte y otro en el sur, pero ¡en los mismos asientos!, así que podíamos vernos y reirnos de las caras de los niños y tíos ante cada numero.

Los números fueron muy buenos, sencillamente sorprendentes e incluso algunos muy temerarios. No pudieron faltar los payasos que hicieron delicias con las carcajadas de cada niño bajo la gran carpa.

Les invitamos a ver una galería fotográfica con lo mejor de este divertido momento y aprovechamos de agradecer de todo corazón a quienes lo hicieron posible.

24 jul. 2013

Agrupemonos para ayudar!

Gracias a nuestros amigos de agrupemonos.cl se ha organizado una campaña para entregar diversión y amor a los niños más necesitados de distintas instituciones de ayuda social, entre ellas nuestro querido "club".

Por esto los invitamos a participar de esta gran obra y regalar a nuestros niños y familias un divertido sábado en el Golden Circus.

Mas informacion en el siguiente link:
http://www.agrupemonos.cl/home/especiales/5828-agrupemonos-para-ayudar.html

Agrupémonos para ayudar este Día del Niño

Por $50 regala a un niño la magia de Golden Circus

    Por $50 regala a un niño la magia de Golden Circus
  • Por $50 regala a un niño la magia de Golden Circus












Por $50 regala a un niño la magia de Golden Circus











Incluye

  • Una función de circo para niños de las fundaciones: Hogar Los Girasoles, Fundación Mi Club, Fundación Nuestros Hijos, Fundación La Protectora, Fundación Mi Casa, Fundación Niño y Patria, Fundación Descúbreme, Fundación Cerro Navia Joven,Fundación Integra.
  • Un día inolvidable para cada uno de estos niños.

Condiciones

  • Compra un cupón a $50 y regala una función de circo.
  • Cupón válido por Agrupemonos para ayudar, función especial de Golden Circus, ubicado en en Mall Florida Center, metro Mirador, La Florida.
  • Horario de la función: Sábado 3 de agosto a las 12:00 horas.

Ubicación del comercio


Golden Circus

Genial espectáculo

Un maravilloso espectáculo, lleno de alegría, magia, risas y acrobacias, ofrece el famoso circo "Golden Circus". En este día del niño, presenta a los payasos regalones de Chile, Los Caluga, junto a un gran elenco de artistas de nivel internacional.

Aprovecha esta única oportunidad ayudar con un show espectacular a un precio realmente preferencial.

 No te pierdas este descuento de Agrupemonos.cl para regalar un buen momento.

18 jun. 2013

Vincent Van Gogh - Alive, nuestra salida cultural de junio.

Fundacion "Mi Club" Domingo Savio, Vincent Van Gogh Alive
vincent van gogh alive, fundacion domingo savio, niños, riesgo social
En nuestra fundación hacemos todo lo posible por abrir las mentes de nuestros niños, promover el aprendizaje mediante nuevas experiencias y así estimular el desarrollo de valores para que finalmente, decidan ser una mejor persona y entregar lo mejor al mundo. Parte de este objetivo son nuestras salidas culturales, las cuales solo son posibles gracias a los contactos y donaciones hechas por nuestros amigos y socios colaboradores. Este mes, logramos conseguir entradas para la exposición "Vincent Van Gogh - Alive, the experience", en Espacio Riesco, una muestra audiovisual envolvente que recoge la vida y obra de este artista.
Los chicos lo disfrutaron enormemente e incluso se fusionaron con las pinturas de este celebre artista.


Antes de entrar a la exposición y también después jugamos en el estacionamiento del recinto para pasar el frío, matar el tiempo y aprovechar de comer un refrigerio.

5 jun. 2013

Un día más en nuestra fundación...

Hace ya un tiempo que no publicamos nada nuevo en nuestra web y no es por que no este pasando nada, en realidad, cada día es una aventura con los niños!. Solo no hemos tenido la oportunidad de retratar los momentos en fotografías. Pero hoy, un día normal de junio, aprovechamos de contarles como van las cosas acá en el "Club".

Tenemos nuevos voluntarios!

voluntarios, la granja, ve global, domingo savio, mi club
Damos la bienvenida a nuestros nuevos voluntarios: Phillip de Inglaterra, Katy, Victoria y Sally, de E.E.U.U. quienes estarán junto a nosotros hasta primavera.
Ellos ya están trabajando con los niños y pueden dar fé de lo bien que han sido recibidos por cada grupo. 

Reparaciones!


Tío Jorge y tío Felipe han dedicado sus fuerzas a reconstruir nuestra biblioteca. Su objetivo es reciclar el material y usarlo para construir una nueva sala de lectura donde pondremos los textos de estudio, cuentos y revistas de trabajo de nuestros niños. Así, junto a sofás y sillas cómodas ellos podrán leer y estudiar en paz.

Y como cada día, nuestros niños se divierten en los talleres, conversan mientras hacen sus tareas y disfrutan del cariño de los tíos y voluntarios.

Como decíamos anteriormente, es un día más en nuestra fundación.


17 abr. 2013

Agitate por los niños!

Nuestros amigos de VE Global han dispuesto una divertida campaña para ayudar a los niños: #ShakeitfortheKids o #AgitateporlosNiños es el nombre de esta iniciativa que, parodiando al popular vídeo Harlem Shake de Youtube, busca tu aporte a la causa.

Una gran iniciativa que esperamos rinda sus frutos. A continuación el vídeo en cuestión que esperamos disfruten; Pongan especial atención al final donde aparecen nuestros queridos niños y niñas!

13 mar. 2013

Adiós Tía Sanya - Hola nuevas voluntarias!

voluntarios, la granja, ve global, domingo savio, mi club
April, Valentina, Sanya, Tía Andrea y Jennifer

Contentos de haber compartido estos meses con una persona tan cariñosa y entregada como lo fue nuestra querida tía Sanya, realizamos un pequeño y personal acto de despedida. Los niños se emocionaron mucho y Sanya pudo compartir su ultimas horas en "El Club" rodeada de alegría, cariño y muchos abrazos.

Adios tía Sanya, muchas gracias por tu entrega y compromiso, eres una persona muy valiosa, te extrañaremos mucho aunque esperamos vuelvas pronto!

Junto con despedir a nuestra querida tía, aprovechamos de dar la bienvenida a nuestras nuevas voluntarias de VE Global. Es así como mediante un gran aplauso y fuerte abrazo recibimos a las tías: Jennifer y April de EEUU, quienes junto a Kathy de Inglaterra nos acompañaran en la hermosa labor de proteger y enseñar a niños y niñas en riesgo social.

Muchas suerte y fuerzas en estos meses de trabajo, esperamos que Chile se quede en sus corazones como ustedes seguro quedarán en el de nosotros.



12 mar. 2013

El milagro de la granja | Revista CARAS

A continuación publicamos un reportaje hecho por la revista CARAS sobre nuestra querida Fundación de Menores "Mi Club" Domingo Savio a fines del año 2012 y en el marco del lanzamiento del libro Los Niños de La Granja escrito por nuestro querido miembro del directorio y antiguo voluntario Steve Reifenberg.
Esperamos lo disfruten y sirva para conocer un poco más de nuestra humilde obra.

El milagro de la granja

Adelanto exclusivo
Por: CARAS
Fotos Rodrigo López Porcile
Un libro recoge el relato de un norteamericano que se hizo padre sustituto en un hogar de menores de la periferia santiaguina en los difíciles años ’80. Aquí una historia de resiliencia y superación.
En noviembre de 1982, Steve Reifenberg llegó a Chile con apenas 23 años. No tenía demasiada claridad a qué venía, pero cuando conoció el hogar de menores Domingo Savio, supo que ahí se estaba gestando una historia a la que él podía contribuir. Una mujer, Olga Díaz, se había hecho cargo de 13 niños abandonados. Con un limitado conocimiento del castellano, Reifenberg se convirtió en una suerte de padre sustituto. Se sumergió de lleno en la vida del hogar y acompañó, durante dos años, a esos niños y niñas en su lucha por la sobrevivencia diaria, en los difíciles días del Chile de los ’80.
Reifenberg —hoy director ejecutivo del Instituto Kellogg para los Estudios Internacionales de la Universidad de Notre Dame— escribió sus vivencias en un libro que es lectura obligatoria en varias universidades norteamericanas, Santiago’s Children, el mismo que ahora se publica en Chile bajo el título de Los niños de La Granja (Ediciones de la Lumbre).
La historia de Los niños de La Granja es también un retrato del país que fuimos, a los ojos de un gringo que salía de la adolescencia. Pero ante todo, claro, es una historia de resiliencia y superación —prácticamente todos los niños consiguieron romper el círculo de la pobreza— que no sólo perdura por el texto de Steve Reifenberg, también por el empeño de la misma Olga Díaz, quien continúa con su cruzada en la mitad del Chile profundo, ese que no siempre sale en los diarios. Aquí, un adelanto en exclusiva de Los niños de La Granja.
Mirando la ceremonia de entrega de premios al finalizar el año escolar, un mes después de haber llegado a Chile, estaba seguro de que había tomado la decisión correcta. Parado en el patio de tierra de la escuela Forjadores del Futuro me sentía como un padre orgulloso. Verónica era la mejor alumna de segundo básico, de un grupo de cuarenta y cinco alumnos. Mientras la miraba subir con confianza los cajones de madera que servían de escenario tuve que recordarme a mí mismo que esta pequeña y madura niña sólo tenía ocho años. La madre de Verónica la había dejado en el hogar y le había dicho a Olga que regresaría “cuando resolviera algunas cosas”. De eso hacía ya tres años. Para Verónica la situación era clara: a Olga le decía mamá.
En el hemisferio sur el verano comienza en diciembre, y realmente me parecía que todo estaba al revés. Además de traernos días de calor y polvo, diciembre incluía innumerables eventos sociales en el hogar. Gracias a los esfuerzos emprendedores de Olga, al menos media docena de grupos escolares y los empleados de la compañía telefónica y de una empresa de seguros, como parte de sus “proyectos de servicio social”, organizaban festejos navideños casi idénticos para “los huérfanos”. Parecía que los niños nunca se cansaban de comer helado, de usar gorros de papel y de tener la casa llena de extraños. Me resultaba difícil estar en la casa con tantas personas, y me sentía como un espectador, innecesario, superfluo.
—Me da tanto gusto poder ayudar a los huérfanos— me dijo una mujer de la compañía telefónica. —Parecen niños normales— yo continué comiendo mi helado en silencio.
La semana previa a Navidad hubo una ola de calor, con temperaturas cercanas a los treinta y dos grados. Para mí era extraño estar colgando cintas y decoraciones navideñas en un árbol (un árbol raquítico que parecía sacado de la tira “La Navidad de Charlie Brown”), mientras vestía pantalones cortos y una camiseta, y más extraño aún era escuchar “Jingle Bells” y  “White Christmas” en español. ¿Qué sentido tenían estas canciones para los chilenos, mientras empacaban canastos de picnic, toallas y protector solar e iban a la playa con sus familias los días previos a Navidad?
Olga se aseguraba de que la navidad significara algo más que un exceso de comida, regalos y festejos organizados por la compañía telefónica. Durante las semanas previas a Navidad, por la tarde, Olga leía historias del Nuevo Testamento y les preguntaba a los niños qué pensaban sobre ellas.
—¿Por qué celebramos la Navidad? —les preguntaba.
—Porque es el cumpleaños del Niño Jesús —respondía Sonia.
—¿Qué van a pedir en sus oraciones esta Navidad?
—Que mi madre y mi hermana tengan suficiente comida –contestaba Sonia.
Para el día de Nochebuena Olga invitaba al padre Louis, el sacerdote francés, quien celebraba la misa en el patio trasero. El había sido una de las pocas personas que había creído en ella cuando creó el hogar. Aunque el padre Louis no había sido de mucha ayuda en lo económico, aún seguía comprometido en lo espiritual. Luego de la misa hubo una celebración que no se parecía en nada a lo que yo conocía. El comedor estaba decorado con adornos de papel hechos por los niños y con un mantel de color verde. Olga y Eliana habían estado cocinando todo el día, y tenían preparados cuatro pollos al horno, papas fritas (consideradas un manjar para el hogar), ensalada de tomates y palta, y helado de frutilla.
Luego del banquete, mientras limpiábamos la mesa y retirábamos los platos con huesos de pollo, los más pequeños se quedaron cerca y preguntaban nerviosamente qué podría haber en las docenas de paquetes brillantes colocados a los pies del árbol de Navidad. Con la emoción, tanto Andrés como Juanito mojaron sus pantalones.
Después de cenar, Olga leyó los nombres de los paquetes, envueltos en papel rojo o verde. Cada niño se acercó y tomó su regalo. Andrés se sentó cerca del árbol y sin perder tiempo comenzó a arrancar el envoltorio. Verónica quitó el papel cuidadosamente y luego lo dobló, para poder reutilizarlo.
Al mirar la variedad de camiones y muñecas, vestidos y pantalones, zapatos y ropa interior nuevos, sentí menos antipatía por los grupos que habían invadido la casa las semanas previas. Para Marcelo había un camión de bomberos de color rojo brillante. Luego de abrir el paquete, levantó la vista y preguntó: “¿Esto es para mí?”. Olga asintió. Marcelo sonrió y dijo: “El mejor regalo de Navidad que había recibido hasta ahora era un pan de Pascua”. El pan de Pascua es una típica torta de frutas chilena.
La mayoría de los niños nos habían hecho regalos a Olga, a Néstor, a Eliana y a mí: dibujos y piñas coloreadas, tapetes a crochet y tarjetas navideñas pintadas a mano. Cristian me regaló un par de calcetines deportivos blancos que había comprado con su propio dinero.
—Te apuesto a que éstos te ayudarán a jugar mejor al fútbol me dijo.
Una vez abiertos todos los regalos y retirado todo el papel de envolver (Verónica se ocupó de salvar las cintas), Néstor puso un casete con música salsa de sonido metálico.
—¡Hora de bailar!— gritó, y todos los niños y los adultos salieron a bailar bajo las estrellas, primero salsa, luego varias versiones funky de melodías navideñas y finalmente la banda de sonido de “Fiebre de sábado por la noche”.
Olga y yo bailábamos disco, los niños simplemente continuaban bailando. Alrededor de la una de la madrugada, exhausto, le pregunté a Olga: “¿No tendríamos que mandar a los niños a la cama?”.
—Gringo, se están divirtiendo —me respondió—. Esta noche y la noche de Año Nuevo son las únicas dos en el año que les permitimos quedarse despiertos hasta tarde. Los hace sentir mayores. Pero también significa que mañana estarán tan cansados que dormirán hasta tarde, y nosotros también.
Sonrió con una sonrisa maravillosa, los ojos brillantes. En ese momento yo tenía veintitrés años, y ella treinta y uno. Me parecía mucho mayor que yo, y con mucho más mundo. Mientras bailamos una canción lenta, olí su perfume. La hubiera abrazado más estrechamente, pero me sentía intimidado. Olga era una de las mujeres más fuertes que jamás había conocido.
Cuando finalmente saludé a todos, alrededor de las dos de la mañana, y me desplomé en la cama, Néstor dio vuelta el casete de salsa tal vez por décima vez y gritó: “¡A bailar!”.
Unas semanas más tarde el correo me trajo un paquete de parte de mi familia. Contenía solución salina para mis lentes de contacto (un artículo caro y difícil de encontrar en Santiago), un par de zapatillas Nike y un par de zapatos café de cuero de una hermosa talla 46, y una fotografía de la familia, de trece por dieciocho centímetros. En la fotografía, mi madre, mi padre, mis tres hermanos, mi hermana, mi cuñada y los dos perros posaban frente a la chimenea de mármol de la casa de mis padres. De la chimenea colgaba una corona de piñas con una gran cinta roja, y mi madre sostenía un letrero que decía: “Feliz Navidad, Esteban, y Próspero Año Nuevo a Olga y los niños”. En la carta que acompañaba el paquete, mi madre explicaba que la traducción era una cortesía del profesor de español de la escuela secundaria local. La carta concluía: “Realmente te extrañaremos esta Navidad, pero esperamos ansiosamente verte en septiembre”.
La carta me puso bastante incómodo. Había evitado decirles a mis padres que recientemente había tomado la decisión de rechazar mi admisión a la Escuela de Derecho de la Universidad de Indiana, y que no regresaría en septiembre, como habíamos discutido originalmente.
Aunque recién era el mes de enero, sabía que cuando llegara septiembre no estaría listo para volver. Había demasiado por hacer, demasiado por aprender. Dejé para más adelante la carta donde les diría que quería quedarme más tiempo en Chile por razones extremadamente difíciles de justificar. Si me era difícil explicármelo a mí mismo, aún más complicado era aclarárselo a otros.-
Revista Caras.

22 ene. 2013

Vacaciones a Puerto Montt


Con gran éxito resultaron nuestro planes de llevar a nuestro niños y niñas a unas hermosas vacaciones al sur. Puerto Montt fue finalmente el lugar seleccionado gracias a la ayuda de nuestro amigos y colaboradores, a quienes desde ya, agradecemos pues sin su ayuda y apoyo, nunca hubiésemos podido lograr semejante hazaña.

Los niños se portaron excelente, no tuvimos ningún contratiempo y logramos conocer bastantes zonas de nuestro hermoso sur.

Dejamos con ustedes un resumen en fotografías de todo lo que vivimos. La verdad es que las palabras y las imágenes se hacen pocas para describir lo fascinados y agradecidos que estaban todos los niños y tíos de tener la oportunidad (para muchos única) de visitar, conocer y disfrutar las bondades del sur de Chile. Sin más a continuación nuestro resumen:

Día 1, 2 y 3:  Llegada, visita a la ciudad, juegos dirigidos en el lugar. Puerto Varas, Lago Llanquihue, Ensenada, Saltos de Petrohué, Lago Todos los Santos. Visita a Chiloé, cruzando el Canal de Chacao (con un sol maravilloso). Ciudad de Ancud.




Día 4: Invitación asado al palo en Puerto Octay, playa privada de un amigo de señora Maria Elena Ojeda, visita al hotel Centinela.



Día 5 y 6: Completada en Puerto Varas, invitación en casa de señora  Samira Said. Tarde de playa en el mismo lugar. Libre durante la mañana y despedida con una fiesta.



Día 7 y 8: Visita a Angelmo, compra de regalitos (los niños), paseo en bote a Isla Tenglo. 21:00 hrs regreso a Santiago. Lunes 14, llegada 9:00 de la mañana SANOS, SALVOS  Y  MUY FELICES.



Agradecemos de forma muy especial a las siguientes personas: Alejandra Michelsen y familia, Fundación Andronico Luksic, Alejandro Ferreiro, Ediciones de la Lumbre, Leith Passmore, Maria Elena Ojeda, Marcelo Neumann, Hijos y Amigas en Pto Octai, Samira Said y familia en Pto Varas, Steve Reinfenberg, Daniel Saver, Kelly Orouke, Magdda Sushocka, Hermana Benita, Alfredo Matias Gonzalez de U. Adolfo Ibañes, Yanete Salinas en Pto Montt (Directora del internado) y nuestro cariñoso y gran amigo Carlos Balladares dueño y conductor del bus.