31 oct. 2013

Bingo a beneficio

UN POCO DE SUERTE NOS AYUDA A SOBREVIVIR


No es un misterio que nuestra querida fundación no recibe financiamiento de algún organismo del estado, por ello, los aportes de nuestros amigos, colaboradores y cada pequeña ayuda que nos dan las familias de nuestros niños, son vitales para poder entregar día a día un lugar donde cada niño pueda desarrollarse  de  forma  segura,  libre  y  enriquecida.
Pero a veces las necesidades son mayores, por ello organizamos de vez en cuando rifas, bingos y subastas que nos ayuden a llegar a fin de mes.
En esta ocasión, aprovechamos un día sábado para nuestro gran bingo a beneficio, evento que resulto muy bien, sin duda las familias que asistieron lo pasaron muy bien y nosotros logramos la meta.

18 oct. 2013

Colegio Newland nos visita

UNA INSTANCIA PARA COMPARTIR Y CONOCER LA REALIDAD

Los chicos y chicas de Colegio Newland nos visitaron dos días seguidos como parte de su retiro en Parroquia Doce Apostoles, en estos días aprovecharon de compartir con nuestros niños, organizaron juegos e incluso se ocuparon de hacer las tareas con ellos, preparar la once y atender sus necesidades ayudando a nuestros tíos en sus talleres.

en → es
aplicación
sustantivo: aplicación, solicitud, petición

12 oct. 2013

Un café para los "grandes", Starbucks invita.


COMPARTIENDO VIVENCIAS Y PROMOVIENDO LA INDEPENDENCIA

Tío Jorge junto a los niños más grandes de nuestro grupo 3 se dieron el lujo de tomar un café en New York, asi es, no estamos mintiendo. Claro, fue un café en calle New York en el centro de nuestra capital y fue gracias a nuestros amigos de Starbucks quienes invitaron a nuestros adolescentes a conocer el funcionamiento de su tienda.
Un memorable momento donde nuestros niños pudieron degustar distintos tipos de café, se les enseño a catarlos, notar sus diferencias. Incluso fueron atendidos como clientes, dándoles a cada uno un vaso de café (descafeinado) con su nombre y explicándoles como se hacían las mezclas de café y los distintos tipos de pasteles que sirven en el local. Para finalizar y luego de una extensa y relajada conversación sentados con la gente del local, nos tomamos un rico frappe por cuenta de la casa y dejamos a nuestros amigos.
Una muy agradable experiencia que nos ayudo a enseñarles un poco de independencia y como funciona la gran ciudad.