1 jul. 2011

La experiencia de nuestros voluntarios: Katrien

A través del blog de nuestros amigos y eternos compañeros V.E.Global, encargados de hacer llegar voluntarios de diversas partes del mundo a instituciones como la nuestra, hemos recogido la experiencia de Katrien, nuestra voluntaria belga que hace poco termino su periodo de ayuda. Y dice así:

"Desde que empecé a trabajar en Domingo Savio, he continuado las clases de Inglés de los voluntarios anteriores que trabajaron aquí. VE Global tiene un programa que se llama Inglés en movimiento (English On motion). Cada voluntario implementa este programa según las necesidades de su institución. VE Global ofrece un marco de temas que son adecuados para un determinado grupo (por ejemplo colores, animales, etc.)

Este año, el Domingo Savio decidió incluir más niños en el programa de Inglés en movimiento. Así que por cuatro días a la semana, pude decir que era una profesora de Inglés!. Cada día tengo seis niños en mi pequeña aula, que es en realidad, la biblioteca de la institución. Desde el principio, se me ocurrió que a los niños se les enseña Inglés de una manera muy estática en sus colegios: el maestro escribe los ejercicios en la pizarra y los niños los copia en su cuaderno. Aprender a hablar Inglés no es un problema. Entonces, ¿dónde está el "movimiento"? Además, parece que los niños están preparados para responder de una determinada manera, a preguntas concretas, pero no tienen ni idea de lo que están diciendo en realidad. Encontré aquí mi reto! Durante el resto de mi estancia, me dedique a enseñar a los niños de una manera divertida lo que "yo" y "usted" significaba, cómo conjugar un verbo y hacer que hagan oraciones. La siguiente lección fue mi primer paso en ese camino.

Al dibujar un gato y un perro, un niño y una niña, una nota musical y una pelota de fútbol en la pizarra, la lección había comenzado. Los niños nombraban el objeto en ingles, por que algo de vocabulario sabían. El siguiente paso fue hacer frases en español con objetos que empiezan por "I. . . "Estas frases fueron traducidas al Inglés. Y así aprendieron a utilizar los verbos ser, tener y les gusto mucho. Después de un poco de práctica, que era el momento para reunir a la clase de una manera lúdica. Todos salieron al patio de recreo y utilizamos tiza para escribir el vocabulario utilizado previamente en el suelo. Grité el principio de una oración, por ejemplo, "Me gusta. . . "Y los niños tenían que saltar a una palabra que completara la frase. Algunos de ellos se equivocaban, esto causó mucha risa. Cuando yo quería terminar el juego, los niños, dijeron: "Más tía! Más! "Son estos momentos los que considero mi recompensa personal por preparar mis clases de Inglés!"



Katrien Ertryckx